EDUCACIÓN INFANTIL

Con instalaciones modélicas recientemente reformadas, un proyecto educativo basado en metodologías activas y un profesorado entusiasta apoyado por personal auxiliar especializado, nuestra Escuela Infantil es el lugar ideal para que los alumnos aprendan, se sientan queridos y sean felices. Contamos con un equipo de profesionales altamente cualificados, que velan en todo momento por el bienestar de nuestros alumnos más pequeños. La Escuela Infantil también permanece abierta los días no lectivos laborables, con el fin de compatibilizar los servicios que prestamos con la actividad laboral de los padres de nuestros alumnos de menor edad.

El Proyecto y el equipo de profesores está coordinado por la Dirección Académica de esta etapa, desempeñada por Doña María Raquel Boán García.

1. Horario / Nuestro día a día:

Nuestra jornada escolar es de 9:00 a 16:50 horas de lunes a jueves. Los viernes las clases finalizan a las 15:55 horas. Además de este horario, ofrecemos, sin coste adicional, un horario extra de 8:00 a 9:00 y de 17:00 a 18:00 horas, durante el cual los alumnos son custodiados hasta la hora de comienzo de las clases o, tras su finalización, hasta que son recogidos por sus familias. La Escuela Infantil ofrece también desayuno, merienda y siesta para los alumnos de 2 y 3 años y comedor con cocina propia para todos los niños del colegio. Además, contamos con servicio médico diario presencial. La Escuela Infantil tiene un número reducido de alumnos por clase, lo que potenciará su aprendizaje y permitirá al profesor ofrecer una educación más individualizada.
   

2- Metodologías Activas:

Está demostrado que un ambiente cálido y familiar, en el que los alumnos se sientan parte activa, estimula el aprendizaje y afianza su desarrollo integral. Dicho aprendizaje se lleva a cabo mediante metodologías activas, en las que el alumno, guiado por el profesor, se convierte en el protagonista de su propio aprendizaje. Estas metodologías buscan la comprensión profunda de los conocimientos adquiridos, conectándolos siempre con la realidad y orientándolos a la acción. Es en esta etapa cuando se identifica el perfil único y el potencial de nuestros alumnos dentro de un enfoque de inteligencias múltiples, lo que posibilitará que en las siguientes etapas educativas podamos desarrollar de forma plena y dirigida los intereses y características de cada uno de nuestros alumnos./td>
   

3- Enseñanza Español-Inglés:

Dominio de la lengua inglesa, con apoyo de profesoras nativas, sin restar peso a la formación básica en castellano.Desde los dos años nuestros alumnos reciben formación en inglés, siendo éste el principal idioma de comunicación con sus profesoras. El objetivo es que los alumnos aprendan a comunicarse en inglés al tiempo que discriminan los sonidos de la lengua inglesa, permitiendo así que se inicien en la lectura. Con esta metodología, los alumnos aprenderán a leer a la vez en inglés y castellano. Para ello, utilizamos el método YO-YO Phonics, método fonético en el que los sonidos son presentados dentro de una historia, apoyados con canciones y gestos hasta que son capaces de leerlos dentro de una palabra, una frase y por último en pequeños textos.
   

4- Habilidades Matemáticas (Entusiasmat):

El aprendizaje de las matemáticas juega un papel fundamental dentro de la orientación científico-tecnológica del colegio. La etapa de Infantil y, más tarde, la de Primaria sentarán las bases de cara a Secundaria. Es ahora cuando tienen que adquirir las herramientas mentales que en un futuro les faciliten la comprensión de los conceptos matemáticos. A través del método Entusiasmat, nos adentramos en una nueva forma de aprender matemáticas basada en las inteligencias múltiples, que permite trabajar esta materia de una manera contextualizada y adaptada a la realidad de los alumnos. Para ello, se realizan actividades en las que los alumnos aprenden mediante la experiencia.
   

5- Lectoescritura:

El aprendizaje de la lectoescritura constituye uno de los pilares fundamentales de la etapa de Educación Infantil. Para su aprendizaje, usamos el método Ludiletras, un programa de lectoescritura creativa cuyo objetivo es el desarrollo neurológico de los niños de 3 a 5 años. La enseñanza de la lectoescritura se lleva a cabo poniendo especial atención en el desarrollo de la creatividad y a través de actividades manipulativas.
   

6- Iniciación musical a través del violín:

La “Educación del Talento”, el método de enseñanza desarrollado por Shinichi Suzuki, se ha convertido en un movimiento internacional que ha contribuido a la evolución de muchas de las teorías sobre la educación infantil.

La filosofía del método es el aprendizaje basado en la lengua materna. “De la misma manera como el niño aprende a hablar su lengua materna de una manera natural gracias a su gran capacidad auditiva, también puede desarrollar su talento musical” S. Suzuki.

El objetivo del método es ayudar al desarrollo pleno del niño desde edad temprana, respetando siempre su propio ritmo de aprendizaje.
   

7- Robótica:

Trabajamos la robótica desde los tres años iniciando a los alumnos en el lenguaje de la programación y la orientación espacial. La tecnología y la robótica forman parte, cada vez más, de la vida cotidiana. En su día a día, los alumnos interactúan, dentro y fuera de la escuela con aparatos electrónicos, estableciendo así una relación permanente con la tecnología. La introducción básica al lenguaje de programación en la etapa de Infantil estimula en los alumnos el desarrollo de distintos procesos mentales y habilidades. Además, les da a conocer el uso de un nuevo lenguaje, fruto de la observación de las acciones que los robots realizan a partir de una secuencia de órdenes dadas. Al programar se desarrolla una nueva manera de expresarse y comunicarse.
   

8- Chino mandarín:

Los alumnos de 3, 4 y 5 años reciben clase de chino todas las semanas. Para ello, contamos con un profesorado nativo bilingüe español-chino mandarín, y con experiencia en impartir formación del idioma y cultura china a niños de etapa infantil.
   

9- Psicomotricidad:

El desarrollo intelectual y el proceso de maduración psíquica del alumno sería incompleto si se atendiese sólo al área cognitiva y la psicomotricidad se basa en este principio. A partir de la vivencia del cuerpo en el espacio y en el tiempo se desarrolla la conciencia de uno mismo como ser íntegro, sensible, creativo, capaz de sentir y de expresar y, lo más importante, capaz de compartir y de comunicarse con los demás. La psicomotricidad nos ofrece un lugar único y privilegiado de escucha, de percepción del propio cuerpo a través de la conciencia y dominio de éste, conociendo sus límites y capacidades, lo que hace a nuestros alumnos más seguros a nivel emocional y afectivo, reafirmando así su autoestima. Por esta razón, en las clases se crea un clima afectivo que facilita la expresión de sus emociones, abriéndoles camino hacia la relación y la comunicación.
   

10- Yoga:

Desde la actividad de Yoga, se les proporciona a los alumnos los recursos necesarios para estimular sus movimientos, su equilibrio y su flexibilidad en una divertida dinámica que incluye actividades como juegos, canciones o danzaterapia. La intención es que a través del Yoga el niño se reconozca, conozca su cuerpo, sus funciones y sus emociones. Además, a través de cuentos los alumnos aprenden a realizar las Asanas (posturas de yoga), todas ellas relacionadas con la naturaleza y los animales, enseñándoles así la importancia de cuidarlos y respetarlos.
   

11- Inteligencia Emocional:

Los aspectos emocionales y sociales son esenciales en el ser humano. La comprensión y el control de las emociones son imprescindibles para la integración en la sociedad y para adaptarse y comunicarse de forma eficaz. La Inteligencia Emocional es una metodología que se entrelaza con todos los aspectos de nuestra intervención educativa. Por eso, nuestro centro lleva desarrollando desde el año 2015 el proyecto CACEI: “Colegio Alarcón, Centro Emocionalmente Inteligente” (más información aquí).

Dentro de este proyecto, se encuentra el programa Pensando Las Emociones, con el que trabajamos las cuatro emociones básicas: alegría, tristeza, enfado y miedo, a través de cuentos, actividades y juegos. De esta forma se crea un ambiente cálido y relajado que permite afrontar el resto de los aprendizajes con una actitud positiva y relajada. Además, en el último curso de infantil, cuando los alumnos tienen 5 años, el Departamento de Psicología y Orientación Escolar aplica una pequeña prueba psicopedagógica para valorar el grado de madurez de las aptitudes necesarias para el desarrollo de los aprendizajes específicos para la etapa de Educación Primaria.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.